googlef0b410f63f944dc2.html OUTLETS, VENTAS DE BODEGA Y LIQUIDADORAS : MOCHILAS ESCOLARES: SUS CARACTERÍSTICAS Y ¿CÓMO ELEGIR LA MEJOR?

MOCHILAS ESCOLARES: SUS CARACTERÍSTICAS Y ¿CÓMO ELEGIR LA MEJOR?



¿Cómo se mide la capacidad de una mochila?

El tamaño de una mochila está determinado por su capacidad en litros. Sin embargo, no todos los modelos que se pueden encontrar en el mercado señalan dicha medida, siendo común encontrar que se indiquen sus dimensiones (alto, ancho y profundidad), valores que al ser multiplicados arrojan la capacidad cúbica (litros).

¿Cuál es la mochila ideal?

La mochila ideal es aquélla que descansa y se adapta a la curva que forman las vértebras dorsales, cuidando que su parte baja quede cinco centímetros por sobre la cintura. El tamaño de la mochila se tiene que adecuar a la edad y talla del niño, ya que una mochila excesivamente grande puede conducir a que la carga del peso involucre a la zona lumbar, mucho más sensible que la dorsal.


¿Cuál es el peso máximo recomendable de una mochila cargada?

La carga que puede tolerar un niño en la espalda varía según su edad y estado físico, sin embargo, especialistas chilenos han opinado que la misma no debiera superar el equivalente al 10% a 15% del peso del niño.

Estime lo anterior, de un modo práctico: Multiplique el peso de su niño por 10 o por 15, y divídalo por 100. El resultado es el peso máximo que resulta aceptable para que cargue a la espalda.

Así, por ejemplo: [38 (kilos) x 15)/100] = 570/100 = 5,7 kilos.



¿Qué características de diseño son deseables en el producto?

  • Regulación de tirantes:
Lo recomendable es el uso de aquellas que tienen regulación de tirantes, ojalá acolchados, y con un ancho mínimo de cuatro centímetros, ya que además de permitir el ajuste de la mochila a la talla del usuario, favorecen un mejor soporte y mayor confort.

  • Sistema de sujeción a la cintura:
Además de los tirantes, la presencia de un sistema que permita fijar su parte baja la a la cintura, impedirá las oscilaciones, así como repartir el peso entre la zona lumbar y los hombros.

  • Respaldo acolchado:
  • Por su mejor adaptación a la espalda.
  • Sistemas de organizadores interiores y/o exteriores:
  • Característica que permite mantener separados los elementos que se portan en la mochila, manteniendo a mano aquellos de uso más común (documentos, por ejemplo).
  • Telas resistentes moldeables e impermeables:
  • En mochilas de capacidad superior, o en aquellas cuya carga habitual será importante, las telas más indicadas serán aquellas que ofrecen mayor resistencia al desgarro, por ejemplo, 100% nylon o 100% poliéster, con costuras reforzadas.


LA ELECCION DE UNA MOCHILA ESCOLAR,
PARA COMPRAR TENGA PRESENTE:

  • El alto de espalda del niño:
  • Mídala entre la base del cuello y 5 cms. sobre la cintura. Ese será, como referente, el alto máximo ideal de la mochila que adquiera.
  • El tipo de carga habitual destinada a la mochila:
  • Si sólo se tratará de textos y útiles de estudio, no es imprescindible que tenga organizadores del espacio interior, aún cuando es útil que cuente con un bolsillo menor, con cierre, para documentos y otros elementos que requieran estar a resguardo y más a mano. Diferente es el caso si, además, llevará alimentos y bebidas de colación, teléfono celular, etc., en tal caso requiere un diseño que asegure compartimentos separados y, posiblemente, telas impermeables en algunos de ellos.

  • Las características del trayecto diario entre la casa y el colegio:
Si el escolar normalmente efectúa trayectos importantes a pié o en vehículo no cubierto, la impermeabilidad de las telas exteriores deberá ser un atributo a considerar.


  • La información que ofrecen en el etiquetado:
Sobre características de composición y construcción


PARA UN USO ADECUADO, TENGA PRESENTE:


  • Es conveniente repartir la carga al interior de la mochila, y colocar lo más pesado y voluminoso cerca de la columna, aligerando el peso hacia afuera.
  • Es necesario orientar a los niños en la técnica adecuada para levantar la mochila cuando está muy cargada, la que consiste en doblar las rodillas y hacer la fuerza con las piernas.
  • Procure llevar diariamente la carga estrictamente indispensable. El efectivo uso de lockers o casilleros individuales, de los que eventualmente disponga el colegio para el uso de sus alumnos, facilitará el cumplimiento de esta meta, y evitará el transporte innecesario de textos y cuadernos.
  • Use siempre la mochila con ambos tirantes, afirmada en los dos hombros, sin cargarla en exceso.
  • Prefiera los modelos que se cargan a la espalda, por sobre los modelos de carro.
  • Preocúpese de elegir un diseño adecuado, con una capacidad ajustada a las necesidades diarias de carga. La compra de mochilas que excedan en mucho la capacidad justa y necesaria para el usuario, potencia una sobrecarga que no es deseable.



No hay comentarios. :